¿Sabes hacer croquetas?

Yo sí.

Clásicas, de jamón, bastante ricas.

Sin embargo, las compro en el bar de al lado de mi casa porque nadie consigue igualar el punto de su bechamel.

Cuando quiero un resultado profesional, busco un profesional.

Y por una buena croqueta casera, soy capaz de muchas cosas. No me la juego ;-).

Tú quieres textos que venden, supongo.

NO QUIERES QUE SEAN BONITOS.

NI QUE SUENEN BIEN.

NI SIQUIERA QUE LE GUSTEN A TU FAMILIA Y AMIGOS.

Ni PAMPLINAS QUE DIGAN…

“Sandra, te lo vas a perder?”
ó
“¿eres de las que toman acción o se quedan durmiendo en el sofá?”.

Seamos serios.

Para que las ventas suban, no vale cualquier cosa.
Hay que tocar los puntos adecuados.

Si quieres suscribirte y seguir con el debate, aquí:

Ya sabes, sin compromiso, sin permanencia, sin rencores ;-).