Seleccionar página

Es lo que tenemos los humanos, somos seres imperfectos.

Y yo voy de listilla por la vida. Así soy 😄.

Escribiendo con autoridad, dando lecciones de venta y copywriting… vamos, que a veces parece que sé de lo que hablo.

Y luego voy, y mando el email de ayer a mis suscriptores, hecho un cuadro.

No es que el texto estuviera mal, la verdad, en LinkedIn me contactó bastante gente para contarme que les había gustado y resultado útil.

De lo cual me alegro mucho.

Pero a ti, como suscriptor de mi lista y que como tal, mereces ser tratado con todo mi cariño, te envié un email sin enlaces.

Y sin cursiva en la parte de texto que no era mía (porque como conté, era parte de un artículo de Luis Monge Malo, que es un crack de las ventas)

Para rematar, incluí una llamada a la acción para que te suscribas a mi lista.

Oh, oh.

A ver, si no estuvieras suscrito, no habrías recibido el dichoso email.

Es de cajón.

Vamos, que me van a dar un premio.

Y aunque nadie me escribió para sacarme los colores, hoy te lo cuento por si has pensado que estoy empanada.

Pues si, ayer lo estaba. A veces lo estoy.

A lo mejor me influye un poco el pequeño detalle de que no duermo más de 3 horas seguidas desde hace 3 años. Los mismos que tiene mi hija Luna.

Las noches en mi casa son muy animadas 😉.

Pero vamos, que no es excusa, así que te pido disculpas.

Y te prometo que… se volverá a repetir, jajaja. 😄.

Si, en serio.

A veces meto la pata y no lo puedo evitar. Decirte otra cosa seria mentirte.

Y yo empanada estoy un rato, pero mentir no miento.

En fin, que me gusta reconocer mis errores antes de que otro me los saque a relucir, si yo misma ya me he dado cuenta.

Y como esto va de lecciones, de ventas y de copywriting, te recomiendo a ti también que lo hagas siempre que sea necesario.

No hay nada más aburrido ni odioso que alguien perfecto, ¿no crees?

Y alguien que se equivoca y nunca lo reconoce, tampoco levanta pasiones.

Es así.

Lo que levanta es suspicacia y desconfianza.

Y a estas alturas ya no sigo, porque ya te has hecho una idea de cómo le sienta eso a tu negocio y a tus ventas.

Si algún día quieres que te ayude con tus textos, no te prometo textos perfectos.

Lo que sí te puedo asegurar, es que generarás la credibilidad y la confianza necesarias, para que la gente lea y compre.

Para contactar conmigo, en www.copyterapia.com

Y si te gustan mis emails, por favor compártelo. El que lo reciba y yo misma, te estaremos muy agradecidos.

Te iba a desear un gran día, pero mejor te deseo una gran noche.

Yo cruzaré los dedos 😉

Sandra

PD: ¿Y tú cómo lo ves? ¿crees que es bueno reconocer errores frecuentemente en las comunicaciones de tu marca o crees que a veces puede perjudicar tu imagen? ¿lo has tenido que hacer?  Me encantaría escuchar alguna metedura de pata que no fuera mía, jeje.