Seleccionar página

Hola, soy Sandra

Soy alguien que piensa que aprender a dominar tus habilidades de  comunicación, es lo más rentable que puedes hacer.

Rentable para tu negocio, por supuesto, pero también para tus relaciones.

Las relaciones laborales y con tus clientes, son eso, relaciones.

¿Sabes a quién le compra la gente?

¿A quien tiene un producto fuera de serie? No funciona asi.

¿A quien ofrece algo muy novedoso? Tampoco.

¿A quién es capaz de facturar 6 cifras en 10 minutos sin moverse del sofá? Vale, pongámonos serios.

LA GENTE COMPRA A QUIÉN LE CAE BIEN.

Es lo que hay.

Y yo me dedico a eso. A transmitir con palabras tus valores, tu forma de ser, de trabajar, tu personalidad.

Utilizo las claves psicológicas que intervienen en la compra, para generar credibilidad y conexión emocional. No tiene nada que ver con mentir ni manipular. Eso es feo, y lo que yo hago no lo es, te lo aseguro.

Le vas a caer mal a muchos. Hasta ahí, bien, no hay problema. 

Pero cuando te encuentren los que realmente te buscan, te necesitan y hacen buenas migas contigo…

BINGO 😉

No sé si esto te interesa, así que de momento, te contaré algunas cosas de mí.

Para que puedas ver si te caigo bien o mal, ya sabes. 

¿tienes curiosidad?

te contaré como llegué hasta aquí…

 

 

De mí te diría que soy madre, emprendedora, psicóloga y copywriter.

 

Por lo menos, esas son las ocupaciones que me roban el tiempo actualmente (y la vida en ocasiones ;-)) y con las que más me identifico si tengo que hablar de mí.

 

 

Desde muy joven quise ser psicóloga. Era mi vocación, me encantaba pensar en poder ayudar a otros a sentirse mejor.

 

Y eso hice.

 

Estudié la carrera, continué formándome y pronto llegaron las oportunidades de poner en práctica lo aprendido.

 

Me especialicé en psicología social, legal y forense.

 

En general, he trabajado ayudando a personas que han sido víctimas de un delito o están inmersas en un procedimiento legal.  Y durante doce años en un centro penitenciario, trabajando desde el otro lado. Desde el que se puede y debe hacer mucho para ayudar.

 

En este mundillo ves cosas desagradables pero es genial poder comprobar como todo puede mejorar a veces, sólo porque tu has dicho algo bien dicho.

 

Es el maravilloso poder de las palabras. Si encuentras las adecuadas, puede hacer eso y mucho más.

 

 

Para no enrrollarme mucho y para que me conozcas un poco, te resumiré lo que he estado haciendo en medio de todo esto:

 

– Desde esos inicios en los que acabé mis estudios de lo que creía era mi única vocación laboral, he vivido alguna crisis personal y profesional (por eso estoy aquí, ya sabes, lo que no te mata te hace más fuerte);

 

– He vendido en mercadillos de artesanía durante un tiempo en el que me dió por las manualidades y el «do it yourself». Así aprendí mucho de venta, de lo mucho que me gusta y de lo bien que se me da. 

 

– He vivido la experiencia de tener una pequeña tienda física que cerré tiempo después con un convencimiento: no hay nada más esclavo que el horario comercial;

 

– Organicé un grupo de consumo local y ventas semanales de productos ecológicos durante los dos últimos años. Porque tengo claro que somos lo que comemos y me preocupa mucho el medio ambiente y la salud de mi familia;

 

– He impartido talleres de cocina para niños cuando aún no existía Master Chef y era toda una novedad;

 

– Y he vivido la experiencia más maravillosa, exigente y agotadora del mundo: la maternidad. Tengo en casa a dos personitas a las que no puedo querer más, que son mi motor y mi alegría;

 

Como aún estás aquí, te diré que desde entonces (desde lo de ser madre, digo) he buscado una forma de transformar mi vida laboral y ser mi propia jefa.

 

 La realidad es que los horarios me traían de cabeza y me sentía culpable cada vez que dejaba a mis retoños en el «horario ampliado» del cole.

 

Quiero tener más libertad y vivir más tranquila al lado de mi familia.

 

A lo mejor es mucho pedir, pero es lo que tienen los SUEÑOS, hay que seguirlos, porque ellos son los que saben el camino ;-).

 

 

 

Ya sé que esto último suena a tópico, pero a mí me encanta, así que ahí lo dejo.

 

Si te apuntas a mi newsletter o entras en mi blog, comprobarás como te enseño a vender de forma honesta y aportando soluciones. De hecho, a largo plazo, es la única forma de tener éxito.

 

Bueno, a lo que íbamos…

 

Mi mente inquieta me llevó también a crear un blog. No lo pongo aquí para no distraerte. Las churras con las merinas ya se sabe… 

 

Así me inicié en la redacción web, ya que siempre se me dio bien escribir.

 

Y un día, descubrí el copywriting.

 

Y pensé:

 

El poder de la comunicación y las palabrasempatizar con el cliente y utilizar la psicología para convencer; vender siendo auténtico

 

Y lo vi claro.

 

Era lo mío ;-).

 

Así que puse todo mi empeño en formarme y construir mi negocio. Para salvar al mundo digital de los textos aburridos, insípidos y que no dicen nada.

Bueno, principalmente fue para ayudar a los negocios a ganar dinero. Pero también para lo de los textos pestiño.

 

Aunque toco todos los palos para no aburrirme nunca, me encanta el sector turístico y gastronómico.

Hay tanto hotel que no vende lo que debería y está más cerca de la solución de lo que piensa…

 

¿No te he dicho que viajar y conocer lugares diferentes me quita el sueño?

 

Pues si, lo hace 😉

 

Y ahora, dejemos de hablar de mí… ¿Qué te ha traído hasta aquí?

 

¿Sigues pensando que necesitas poner una copywriter en tu vida?

 

mi especialidad

Escribo textos persuasivos para que tu web no pase desapercibida nunca más.

Para que todo el mundo se entere de lo que haces y lo bien que lo haces.

Con las palabras adecuadas.

 

¿Quieres que te ayude a encontrar tu mensaje?

¿dispara, Qué puedo hacer por tí?