¿Páginas web impactantes
para vender con naturalidad?

Sí, no me he dado ningún golpe.
Existen.

Por fin, una cara 😉

Estoy convencida de que mejorar tu comunicación, es lo más rentable que puedes hacer.

Para tu empresa, por supuesto, pero también a nivel personal.

¿Has ligado alguna vez?

Claro, qué pregunta…

Pues has tenido que venderte, que lo sepas. Y alguien ha comprado lo que vendías, que es lo más importante.

Y en el plano profesional, lo mismo.

Las relaciones laborales son eso, relaciones.

Ya sabrás a quién le compra la gente...

¿A quién tiene un producto fuera de serie?

No funciona así.

¿A quién ofrece algo muy novedoso?

Va a ser que no.

¿A quién es capaz de facturar 6 cifras en 10 minutos mientras se toma un té verde?

Vale, dejémonos de coñas.

LA GENTE COMPRA A QUIEN LE CAE BIEN

¿Irracional?

¿Disparatado? 

Puede ser, pero es lo que hay.

Y ese es mi trabajo.

Escribir los textos web de negocios en los que creo, para que impacten a su público..

Utilizo las claves psicológicas que intervienen en la compra, para generar credibilidad y conexión emocional.

No le vas a gustar a todo el mundo, te aviso. Pero si llegas a los que necesitan lo que vendes y a los que puedes ayudar con tus servicios…

BINGO ;-).

De momento, te contaré algunas cosas sobre mí,
que para eso has venido a esta sección...

Cuando llegas a una web, muchos te cuentan lo altos, guapos y buenos que son.

A mí eso me aburre y me hace desconfiar.

Así que voy a empezar por otro lado. Por llevar la contraria, vamos. 

Si en cada primera cita me hubieran contado estas cosillas, habría evitado alguna que otra decepción sentimental.

No me digas que no te ha pasado ;-).

Empiezo…

Soy psicóloga y copywriter

Me formé en psicología clínica, legal y forense.

Wow, vaya tarada… pues sí, también es lo que hay. Aunque no creas, tiene mucho que ver con el marketing y por supuesto, con las ventas. 

Por eso, en un momento dado, llegué al copywriting, y supe que era lo mío.

No publico en mi web testimonios de gente que ya me ha contratado o que tengo en el bote.

Respeto mucho la confidencialidad de mis clientes (la tuya, si algún día trabajamos juntos) y tampoco creo que sea lo mejor para que te convenzas de que sé escribir para vender.

En cualquier caso entiendo que si no estás seguro de ello, no te decidas a contratarme. Es lógico.

Trabajo con una tarifa mínima.

Y solo acepto proyectos a los que realmente creo poder ayudar; En los que creo que mi trabajo puede suponer un antes y un después; En los que la inversión va a merecer la pena. 

En la vida puede pasar de todo, pero NO trabajamos con un cliente si no estamos seguros de que va a conseguir un retorno multiplicado de su inversión. 

Hay webs mucho más baratas. También hay coches más pequeños. Y pisos en barrios más alejados del centro.

Busco hasta que sé como hacer la web perfecta.

Estudiamos tu caso y sólo hacemos la web que necesitas para conseguir resultados.

No la que tú crees que quieres, ni la que piensas que funcionará. 

Tampoco la más bonita ni la más sofisticada. 

Menos es más, CRÉEME.

SI NOS CONTRATAS, QUE SEA PARA CONSEGUIR 3 COSAS:

Mensaje LAPA impactante, diseño funcional y experiencia de usuario brutal. 

Y por si tienes curiosidad, aquí va parte de mi historia...

Desde muy joven quise ser psicóloga, quería ganarme la vida ayudando a los demás a sentirse mejor.

Y eso hice.

En general, he trabajado ayudando a personas que han sido víctimas de un delito o se enfrentan a un procedimiento legal.
Durante trece años he trabajado en un centro penitenciario, desde el otro lado, donde hay mucho que hacer.

En este mundillo ves cosas desagradables, pero es genial poder comprobar cómo, a veces mejoran las cosas, diciendo «algo bien dicho».

Bueno, lo de la psicología está muy bien, pero hay vida más allá

Un día descubrí el mundo de las ventas.

Y nunca antes pensé que diría esto pero… me encanta ♥.   
Es una profesión emocionante y muy divertida.

«Pero Sandra, ¿vender?» 

Siiii, no se me ha ido la olla :-).

Tiene una mala fama muy merecida porque hay mucho liante por ahí suelto, pero precisamente por eso, conseguir resultados haciendo las cosas bien y desde la honestidad, es doble satisfacción.

Total, que entre col y col, la psicología y las ventas, se unieron los puntos de mi vida profesional y llegué al copywriting.

Ya dominaba gran parte de los “clics” que ocurren en la mente de las personas durante el proceso de compra y que son claves en la persuasión, por eso me gusta tanto lo que hago.

El tema es...
dar al lector razones poderosas para que haga "algo".

Pues eso, yo escribo y mis clientes ganan dinero.
A estas alturas, la maternidad ya me había cambiado la vida, así que no necesité que lo hiciera ningún gurú de internet.

Tengo dos retoños a los que persuado siempre que puedo. Pero ya sabes, en casa del herrero, cuchillo de palo ;-).

Y trabajo con un equipo de autónomos (ya sabes, esa especie rara de súperhumanos que casi nunca se ponen malos ni se van de vacaciones). 

No somos una agencia que subcontrata trabajos a precios bajos. 

Somos unos cuantos profesionales que colaboramos, aportando cada uno lo que mejor sabe hacer, dentro del puzzle.  

Te diré que nos gustan las cosas claras y el chocolate espeso.

Si eres de los nuestros y quieres que hagamos para tu empresa la web perfecta, ya sabes…

dos opciones:

1. Me escribes a hola@copyterapia.com; 

2. Te suscribes. Lo mismo me coges manía y te ahorras un dinero ;-);

Quién sabe, puede que estemos a un email de unas cuantas alegrías profesionales…